Ticker de noticias

Feliz Cumple Mamá Neva

Nació un 8 de septiembre de 1914, se casó en dos ocasiones y aunque la vida no le dio la oportunidad de dar a luz a hijos propios, tuvo 11 hijos que la llaman madre,  26 nietos que le dicen abuela y 16 bisnietos que aunque ya no les tocó a muchos conocerla en sus mejores tiempos saben que ella es su bisabuela, ella es Mamá Neva, mi mamá Neva.

Hoy cumple 95 años mi abue Neva, técnicamente mi tía abuela, pero quien se ganó a pulso el título de abuelita con sus cariños, atenciones, detalles, palabras y presencia en nuestras vidas.

Quisiera poder hoy abrazarla o por lo menos felicitarla, pero mi abue Neva tiene Alzheimer y hasta hablar con ella por teléfono la altera tanto como cuando hay mucha gente a su alrededor a quien ella ya no conoce.

Maldito Alzheimer y maldito Alzheimer que me robó a mi abuela hace más de 10 años.

No fue fácil darnos cuenta lo que tenía, y bueno hasta hoy en día hay a veces hay un debate en que si es o no es Alzheimer lo que tiene, pero de lo que si yo estoy segura que algo muy grave pasó en la cabecita de mi abue para no poder hoy en día reconocernos o saber su propio nombre.

Mi abue tenía una gran memoria, tan grande era que siempre era la primera en llamarnos en nuestro cumpleaños a hijos y a nietos.

Oficialmente empezaba mi cumpleaños cuando mi mamá me pasaba el teléfono, ya que mi abuelita vivía en Texas y nosotros en Monterrey, y ella empezaba a cantar: “Estas son las mañanitas que cantaba el Rey David, hoy por ser tu cumpleaños te las cantamos a ti”.

Ir a su casa era entrar a un lugar mágico y aun hoy en día recuerdo el olor al entrar por la puerta y hasta espero escuchar su voz llamándome para comer su inconfundible “Carne de Carnero” o su rica ensalada de col.

Además de ser un amor de persona, en esos tiempos era muy ocurrente y muchas de sus frases celebres nos siguen acompañando.  Por eso cuando alguien se ve lindo aun decimos que esta “A la tuti play”; cuando alguien anda muy arreglado exclamamos “¡Que distinguido!”, si nos preguntan como estamos respondemos “Muy bien sin arrugas y con todos mis dientes” y cuando alguien se porta mal decimos “Mira que Sanababiche”.

Cuando teníamos la bendición de que mi abue se quedara unos días en nuestra casa me encantaba estar con ella en todo momento y dormir a su lado porque me contaba cuentos y cantaba canciones.

No es una novedad que desde niña he sido intensa y melodramática y cuando alguno de mis arranques de llanto me entraba mi abue sabía como calmarme. “No llores por tonterías sino ya no te van a quedar lagrimas para cuando yo me muera”, me decía en su intento para que yo dejara de llorar.

La paz que me daba escucharla hasta hoy en día me acompaña, y cuando de repente me siento intranquila y no puedo dormir, siempre me acuerdo de sus palabras y sus manos acariciando mi pelo cuando me cargaba en su regazo.

MIs primos, Aldo, Nidia y Minita con mi Abue Neva que me tiene cargada

MIs primos, Aldo, Nidia y Minita con mi Abue Neva que me tiene cargada

Mi abue me enseñó lo importante que es tener un buen record, a dar y compartir sin esperar nada a cambio, a dormir en el suelo cuando se ofrece tu casa a los demás y a que por la familia se da todo.

Mi abue se hizo cargo de sus hermanos siendo muy niña, cuando su mamá murió y su papá se volvió a casar. Vivió con ellos tiempos muy difíciles  y esos recuedos si que no los puede olvidar.

Su primer gran amor fue Conrado, su primer marido, a quien sólo conozco por las platicas que hasta hoy permanecen también en su memoria.

A Conrado no lo olvida, siempre recuerda lo guapo que era y lo mucho que la quería. A veces cuando hay que tranquilizarla le pedimos nos hable de Conrado y su rostro cambia y siempre lindas  palabras salen de sus labios.

Ahora pasa mucho tiempo en silencio o sino repitiendo las mismas cosas una y otra vez.

Si le preguntó quien soy hace mucho que ella ya no responde mi nombre sin que alguien le ayude, pero sus ojitos sé que si me reconocen y por eso también estoy segura que en ese universo paralelo en el que ella aun hoy en día me tranquiliza cuando no me siento bien, sé que ahí yo estoy ahora cantándolo a ella las mañanitas.

Feliz Cumpleaños Abuelita Neva, ¡te quiero mucho!

Mi abue Neva y yo

Mi abue Neva y yo

Un top 3 dedicado a mi abuelita

La primera canción es: “¿Por qué te quiero?”, Carlos Mata. Era el tema de entrada de la telenovela venezolana “Topacio” que mi abue veía fielmente cuando yo era muy niña y desde entonces cuando lo escucho me acuerdo de ella diciendo “Ya es hora de ver a Potacio”.

La segunda canción es: “Duérmete mi niña”, Thalia. Esta es porque lo que más me acuerdo de mi abue es cuando me cantaban para arrullarme.

La tercera canción es: “El Pavido Navido”, Los Cadetes de Linares. Esta canción la elegie porque mi abue es puro amor por Nuevo León y de lo que nunca se olvida es que nació en San Antonio de Mohinos.

Anuncios
Acerca de lorenaflores (101 Artículos)
Que buena es Lorena cuando quiere, pero cuesta mucho verla sonreír… a si esa es la Lorena de Calamaro, yo soy Lorena la que escribe, porque sino se vuelve loca, si más loca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: